Cacería

cacería

“Porque es curioso, que si a mí me dicen desgracia
aparece tu nombre atravesándome la almohada
como si fueras la única desgracia posible,
como si no se pudiera morir atropellado.”
Paúl Martínez

Irrumpir donde el terapeuta:
Solamente haga que ella no esté
Más adentro,

Y querer que los terapeutas
Lo alcancen todo
(Serás cazada
Y de tus hábitos sé que vas en círculos
Y que será fácil
Hallarte)

No podré defender mi
Necedad que siempre dice
Sé paciente
Sé paciente
Pero en los sueños las terapeutas
Del pasado recordándome
Ahora ella es abrazada
Ahora tú escribes al respecto y eso
Solamente,
Tac tac tac tus dedos
Que teclean

Con tristeza,
Me son mostrados los mejores rostros
Los más dispuestos
Las manos más dispuestas
Y toda una generación de terapeutas
Que en mis sueños cantan:
Ahora ella es abrazada

En un puente frente a un lugar muy amplio
Muy frío, un abrazo cálido
Y tus dedos tecleando,
Tac tac tac tus dedos
Que teclean

Anuncios

Acerca de Román Villalobos

Román Villalobos (Lagos de Moreno, México, 1991). Licenciado en Humanidades con orientación en Letras por la Universidad de Guadalajara. Autor de los libros de poesía Final del rey (Ediciones O, 2018), Si el mundo no se acaba lo termino yo (Perniciosa Liter/hartura, 2018), john lurie: outside forever (Broken English, 2018), y Pequeña ciudad eléctrica (Editorial Montea, 2016); Coautor de los libros Mapa (Autoedición, 2016), y Pieza de paso (CULagos Ediciones, 2015). Fue incluido en la antología Un canto me demanda: memoria de poesía laguense (Ediciones Papalotzi, 2011). Becario del PECDA Jalisco Jóvenes Creadores, en la disciplina de poesía, emisión 2017-2018.
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cacería

  1. Hermosa la foto, los colores de la mejor estación, la nuestra ( sags). Y el poema, que concuerda con la imagen y nos trae en cada palabra el sabor agridulce de lo irrecuperable, de lo lejano, de lo que ya no es ni será pero que sigue ahí, dentro; una memoria distante pero a la vez persistente de la que es imposible huir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s